Milagros

Por Jesucristo Plenitud de Vida


Domingos | Posteado el 2018-10-06



Creer como un niño por algo y experimentar que eso que es un imposible se convierte en realidad es una experiencia trascendental,

Una de las cosas que más me fascinan del Reino de Dios desde el día en que me convertí son los milagros. Creer como un niño por algo y experimentar que eso que es un imposible se convierte en realidad es una experiencia trascendental, porque no solamente tiene que ver con aquello que uno necesita de Dios sino con la experiencia sobrenatural de que el Rey del universo se molesta en mi persona concediendo una petición, y el hecho de saber que lo hace por amor, cambia por completo nuestra vida.

Un milagro es una intervención sobrenatural de Dios en favor de sus hijos, por amor. Con esta definición, la salvación y la llenura del Espíritu Santo ya son milagros, así que bien podemos decir que su Iglesia existe mediante milagros en la tierra. Eres su hijo por el milagro de la salvación.

Y como si fuera poco no solamente contamos con ser herederos de una vida eterna sino que además, contamos con el favor de Dios en nuestra vida.

¿Por qué? Por que tenemos la obligación de extender su Reino y a Dios le agrada confirmar su palabra con milagros.

3 En todo caso, Pablo y Bernabé pasaron allí bastante tiempo, hablando valientemente en el nombre del Señor, quien confirmaba el mensaje de su gracia haciendo señales y prodigios por medio de ellos. Hechos 14:3 (NVI)

Siempre el Señor respaldará su Palabra con milagros. Cuando te animes a hablar del amor de Cristo entonces del cielo tendrás respaldo divino. Sobre todos los que se empeñan en predicar su Palabra:

17 Estas señales acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas; 18 tomarán en sus manos serpientes; y, cuando beban algo venenoso, no les hará daño alguno; pondrán las manos sobre los enfermos, y estos recobrarán la salud».  Marcos 16:17-18 (NVI)

Es una promesa de Dios, no te olvides, éstas señales te acompañarán.

 

Siempre habrá milagros pero no podemos decidir cuáles ni cuándo ni cómo:

No podemos manejar el poder de Dios a nuestro antojo, pero sí podemos clamar con la actitud correcta, me refiero a que podemos clamar con la Fe de un niño.

Los milagros pueden ser grandes o pequeños. Dios puede cambiar para bien la vida de una persona con una sanidad o simplemente convertir el agua en vino en su boda. No hay un patrón en la Biblia que nos muestre cuándo y cómo va a suceder, solamente suceden según dos aspectos principales: la Fe del hombre y la voluntad de Dios.

Pero esto no queda ahí ya que en algunos casos se necesita tener Fe y el milagro sucede según como hemos creído. En otras oportunidades se muestra en la Biblia que Dios derrama milagros aún sobre los que no creen y en otros casos ni creyendo ni con mucha Fe, como en el caso del apóstol Pablo quién no recibió un milagro sino otro tipo de respuesta: Dios le dijo “bástate en mi gracia”. No obstante no hay oración que no quede sin responder y muchas veces El nos da más de lo que pedimos o entendemos.

 

La Iglesia debe buscar los milagros:

¿Cuál es la actitud correcta para nosotros que somos su Iglesia?

Es importante para su Iglesia  mantener una actitud de Fe siempre predicando su palabra y orando por milagros, creyendo que a Dios, quien creó todo desde la nada, puede hacer absolutamente lo que sea y sin dudar que escucha nuestras oraciones y algo bueno Él siempre hará.

Leamos juntos un episodio en donde el Señor Jesús sanó un paralítico:

 

5 Algún tiempo después, se celebraba una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. 2 Había allí, junto a la puerta de las Ovejas, un estanque rodeado de cinco pórticos, cuyo nombre en arameo es Betzatá. 3 En esos pórticos se hallaban tendidos muchos enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. 5 Entre ellos se encontraba un hombre inválido que llevaba enfermo treinta y ocho años. 6 Cuando Jesús lo vio allí, tirado en el suelo, y se enteró de que ya tenía mucho tiempo de estar así, le preguntó:

—¿Quieres quedar sano?

7 —Señor —respondió—, no tengo a nadie que me meta en el estanque mientras se agita el agua y, cuando trato de hacerlo, otro se mete antes.

8 —Levántate, recoge tu camilla y anda —le contestó Jesús.

9 Al instante aquel hombre quedó sano, así que tomó su camilla y echó a andar. Pero ese día era sábado. 10 Por eso los judíos le dijeron al que había sido sanado:

—Hoy es sábado; no te está permitido cargar tu camilla.

11 —El que me sanó me dijo: “Recoge tu camilla y anda” —les respondió.

12 —¿Quién es ese hombre que te dijo: “Recógela y anda”? —le interpelaron.

13 El que había sido sanado no tenía idea de quién era, porque Jesús se había escabullido entre la mucha gente que había en el lugar.

14 Después de esto Jesús lo encontró en el templo y le dijo:

—Mira, ya has quedado sano. No vuelvas a pecar, no sea que te ocurra algo peor.

Juan 5:1-14  (NVI)

 

 

Los milagros del cielo para mi vida:

Es sorprendente como el Señor Jesús hace este milagro en un lugar donde la gente no esperaba nada de él sino que estaban expectantes que un ángel moviera las aguas del estanque. Pero hoy vamos a detenernos en algunas frases que Jesús dice y vamos a aprender más de los milagros:

1.            ¿Quieres ser sano?: Jesús vio el corazón del hombre enfermo y supo que llevaba mucho tiempo así y que sin dudas estaba ahí para ser sano y sin embargo le pregunta: ¿quieres ser sano? Jesús busca en él un deseo: el de superarse, el deseo de ser sano. Como dice el dicho: no hay peor cosa que el ciego que no quiere ver. Es que de eso se trata, no todos quieren ver ni todos quieres ser sanos. Hay mucha gente que encuentra placer en la queja o en la lastima y en ser víctima de algo. Pero el deseo de superarse, de crecer, de ser sano de todo mal es un sentimiento genuino que debemos cultivar. ¿Eres de las personas que quieren crecer?

2.            Recoge tu camilla y anda: En otras oportunidades que Jesús sanó a alguien y le dijo esas mismas palabras, “recoge tu camilla y anda”, no le dijo que deje su camilla en el lugar, ¿qué curioso verdad?. La camilla era lo que lo contenía a él. Era en la que lo llevaban de aquí para allá pero ahora, por el milagro, la situación se dió vuelta y todos iban a reconocer  que era efectivamente ese hombre que antes era paralítico el que ahora camina y carga la camilla que antes lo cargaba a él. Una imagen como esa en medio de un lugar donde se reunían las personas que necesitaban sanidad, era un testimonio visual de alto impacto. En nuestro ministerio hay personas que antes tenían vicios y hoy rescatan adictos. Otros que llegaron con su matrimonio roto y su familia lastimada y hoy no solo están sanos sino que ayudan a otros, su situación pasó de una derrota a una gran victoria. Algunos reciben milagros pero no toman su camilla y andan, pero lo que Jesús quiere de ti es que tomes tu camilla y andes. Mi pregunta para ti es: ¿tomaste ya tu lecho y estás andando?

3.            No vuelvas a pecar no sea que te ocurra algo peor: El hombre lisiado había recibido un milagro pero ni se percató de quien era Jesús, solamente le obedeció cargando su lecho. Sin embargo cuando Jesús se lo volvió a encontrar en el templo Judío, le agregó algo más ya que había pasado la prueba de la obediencia, “no peques más”. Quizás su problema más serio no era la falta de movilidad sino su corazón y Jesús le advierte, cambia tu vida, no peques más, porque por falta de entrega, por falta de santidad muchas personas no pueden sostener un milagro y el mal que les viene es peor que el que tenían.

 

CONCLUSIÓN:

Predica la Palabra, no tengas temor de orar por otros, sí bien no debes prometer un milagro sí debes clamar por ellos porque algo Él hará, Dios promete respaldo a su Iglesia.

 

PROCLAMACIÓN: “Declaramos que viene en la Iglesia Jesucristo Plenitud de Vida un mover de milagros, que la fe prende hasta en los niños más pequeños y que como nunca hemos visto hasta ahora tendremos confirmación por la Palabra que predicamos”.

Mira nuestro video

www.jesucristoplenituddevida.com

Descarga nuestro material Gratis

click en el ícono

.
Mira la última novedad

INVITACIÓN A CONFERENCIA Y ÁGAPE PARA PAREJAS

No te podés perder esta gran oportunidad para vos y tu pareja con la disertación de los Lic Juan Manuel y Nerina Curbelo

Lista de servicios
Déjanos tu comentario
Podcast
Suscríbete para ser notificado de todos los Podcast que estemos subiendo!